Recetas de pollo

Recetas de pollo – Recetas de pollo bajas en calorías

Las recetas de pollo son un gran aliado en la cocina, ya que se trata de una carne rica en nutrientes y baja en grasas, al igual que el pavo o el conejo, es una carne muy ligera y fácil de digerir con respecto a las carnes rojas o incluso la de cerdo. Las recetas de pollo van desde la cocina mediterránea hasta la oriental, donde se usa mucho junto con la de ternera o cerdo. En esta sección os presento algunas de mis recetas estrella con pollo, tanto recetas originales como recetas de pollo bajas en calorías, que aportan la mitad de las calorías que la receta original. Debajo de cada receta original de pollo, podréis encontrar la versión light o los trucos para restarle calorías intentando no restarle demasiado sabor.

recetas de pollo

Las recetas de pollo son un clásico en la cocina que no debe faltar a ningún aficionado o experto en el arte de los fogones

Dentro de las recetas de pollo, podemos encontrar el rico pollo al horno, pollo al ajillo o pollo teriyaki que se trata de una receta oriental, entre otras muchas que iré colgando. Lo importante a saber sobre el pollo, es que la grasa de éste animal se encuentra en la piel, por lo que si deseamos bajarle el aporte calórico a las recetas con pollo, una de las opciones que tenemos que llevar a cabo, es la eliminación de la piel, tanto al hervirlo, como frito o asado. Por ejemplo en un cocido donde añadamos un muslo o trozo de pollo, si eliminamos la piel de éste, habremos quitado un importante aporte de grasa, aunque también restaremos algo de sabor.




Las recetas de pollo son muy variadas y extensas, ya que es una carne que combina con todo tipo de verduras, arroces, legumbres, etcétera. Es muy usual encontrar por ejemplo, hamburguesas de pollo que sustituyen a las de ternera o cerdo, ya que la carne de pollo contiene menos grasa y más valor nutricional que las otras. Una de las formas de preparar pollo con más ingesta de calorías y grasas es la fritura del mismo, ya que al rebozarlo en harina y freirlo en abundante aceite, éste gana en grasas y a la vez en calorías. Para contrarrestar esta forma de cocinar el pollo, hay opciones como hornearlo con poco aceite, ésto permite un pollo sabroso, crujiente y bajo en grasa.