crema de verduras

crema de verduras

Crema de verduras – Crema de verduras light

La receta de crema de verduras es una de las recetas más saludables y que más vitaminas y antioxidantes aportan a nuestro organismo. Además la composición de verduras con propiedades anticancerígenas que contiene este receta de cocina, la hacen un alimento muy recomendable en nuestra dieta. Además la crema de verduras es una una receta baja en calorías o light, lo que también la hace una opción muy interesante para aquellas personas que están en procesos de pérdida de peso o quieren cuidar la línea. La parte interesante de esta receta es la combinación de verduras y hortalizas, ya que podemos quitar y poner a nuestro gusto. Yo a veces añado espárragos blancos o verdes, coles, acelgas, espinacas, champiñones, etcétera.

crema de verduras

Receta de crema de verduras saludable y rica en vitaminas y antioxidantes

Ingredientes para 4-6 personas de la receta de crema de verduras

1 brócoli

3 o 4 trozos de apio

2 o 3 zanahorias

1 puerro

1 nabo

1 calabacín pequeño

1 pimiento verde

1 pimiento rojo

1 patata

1 cebolla

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Agua




Preparación de la receta de crema de verduras

  1. Troceamos todas las verduras y las reservamos.

  2. Añadimos un chorreón de aceite de oliva virgen extra en una olla y ponemos a calentar, una vez el aceite esté bien caliente, añadimos la cebolla, el puerro, el pimiento verde y rojo y el calabacín, sofreimos a fuego medio y cuando estén algo pochados, añadimos el resto de verduras y removemos.

  3. Añadimos agua hasta que cubra todas las verduras y sal, subimos el fuego para que hierva. Mantendremos a fuego medio unos 20 o 30 minutos.

  4. Cuando estén listas apartamos del fuego y esperamos a aque se enfríe. Una vez enfriado, trituraremos con ayuda de una batidora y después iremos colando por un colador toda la crema para dejarla muy fina.

Crema de verduras baja en calorías

Para reducir calorías a la receta de crema de verduras habría que eliminar el sofrito previo o reducir el aceite. Si decidimos eliminar el sofrito, el proceso sería el mismo solo que eliminamos ese paso. Por lo tanto pondríamos todas las verduras en la olla con agua y sal a hervir. De este modo la receta queda con todas su propiedades y menos calorías que la opción tradicional.