Crema de calabacín

Crema de calabacín con quesitos y puerros

La receta de crema de calabacín y quesitos es todo un clásico entre las cremas, su bajo aporte calórico junto a las vitaminas, fibra y nutrientes hacen de esta receta, un primer plato ideal para una comida o una cena. Además para aquellas personas preocupadas por su peso, o que buscan recetas bajas en calorías, podrán encontrar esta misma receta con la mitad de calorías más abajo. La receta original de crema de calabacín se hace sin pelar los calabacines, yo mantengo ese detalle pues le da al plato todas las vitaminas de la piel del calabacín, además de aportarle un toque de color importante a la hora de la presentación.

crema de calabacín y quesitos

Receta de crema de calabacín y quesitos con puerros ideal para acompañar una carne o un pescado

Ingredientes para 4-6 personas

1 calabacín grande o dos pequeños

1 puerro

1 cebolla pequeña o media grande

1 patata grande

1 pastilla de caldo de pollo o caldo de pollo casero (opcional)

2 quesitos (opcionales) (los quesitos aportan cremosidad y textura)

Agua

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta



Elaboracion de la crema de calabacín y quesitos con puerros

    1. Troceamos todas las verduras para tenerlas preparadas. En una olla grande añadimos un chorrito de aceite, como dos o tres cucharadas soperas. Calentamos y añadimos el puerro y la cebolla troceados y sofreímos a fuego lento.
    2. Cuando esté pochadito, añadimos el calabacín troceado y seguimos sofriendo a fuego lento para que no se queme un par de minutos. Como indicaba al principio, yo el calabacín no lo pelo, pero para aquellos que prefieren quitar la piel, se puede pelar sin problema.
    3. Añadimos la patata troceada y volvemos a remover otros dos minutos más a fuego lento.
    4. Ahora añadimos el agua que cubra todas las verduras como un dedo por encima, la pastilla o caldo de pollo, la sal al gusto y una pizca de pimienta. Subimos el fuego hasta que hierva, entonces bajamos a medio fuego y dejamos cocer unos veinte minutos o hasta que veamos que la verdura esta blandita.
    5. Apartamos del fuego y añadimos los dos quesitos. Metemos la batidora de mano y trituramos bien hasta que quede una textura de crema.
    6. Si deseamos la crema más fina y sin ningún grumo, solo hay que seguir el truco que explico más abajo.




 

Truco para dejar fina fina filipina esta crema de calabacín

Como ya sabéis, el truco que siempre empleo en las cremas para dejarla muy fina y sin grumos, es pasarla por un colador grande con ayuda del mango del mortero, eliminando así las posibles hebras del puerro y otros restos de la verdura que no se termina de triturar del todo. La textura es finísima y el sabor y las propiedades no varían.

Crema de calabacín baja en calorías

La receta de crema de calabacín baja en calorías solo varía en la reducción o eliminación de algunos de sus ingredientes. Lo primero es eliminar los quesitos o sustituirlos por quesitos light, ya que estos aportan grasa. También se puede reducir el aceite de oliva a la mitad, es decir, añadir solo una cucharada o cucharada y media de aceite. Por último eliminar el caldo o la pastilla de pollo, ya que también contiene grasas. Estas variaciones en la receta original de crema de calabacín, afectará un poco al sabor, pero seguirá siendo un plato muy rico y aún más saludable.