Cocido madrileño

Cocido madrileño – Cocido Andaluz

La receta de este cocido madrileño y cocido andaluz, es un híbrido entre estas dos recetas de cocina populares. He tratado de fusionar las dos, o mejor dicho, he cogido lo que más me ha gustado de cada una, obteniendo una receta original y muy personal de cocido con garbanzos muy rica y con posibilidad de adaptarla a una receta baja en calorías. El cocido con garbanzos siempre ha sido un plato muy nuestro, sobre todo en la época de invierno cuando el frío acecha, se convierte en un perfecto aliado para enfrentarse a esas bajas temperaturas. Aquí os presento mi receta personal de cocido madrileño y cocido andaluz unidas en una sola receta. Además de este plato logramos otras dos recetas de cocina; la receta de sopa de cocido y la de croquetas de cocido. Justo debajo de esta receta original, podréis encontrar la versión de la receta de cocido madrileño bajo en calorías.

cocido madrileño y cocido andaluz

La receta de cocido madrileño fusionado con cocido andaluz, lo mejor de cada una de estas recetas unida en una sola

Ingredientes para 4-6 personas del cocido madrileño

1/2 pollo de corral (el que está amarillo y que es más caro), este pollo esta criado a base de cereales, lo que influye en la carne del animal.

1 hueso de jamón

1 punta de jamón

1 hueso salado

1 hueso fresco

1 trozo de tocino fresco

1 morcilla (opcional) se añadirá al final para evitar que se desmenuce y nos ponga el cocido perdido de trocitos negros.

Garbanzos (calcular un puñado por persona) Pueden usarse de bote ya cocidos, en ese caso se añadirán al final junto a la morcilla.

1 puerro

1 cebolla

1 trozo de apio

1 trozo de repollo (opcional)

Zanahorias

Habicholillas

Patatas

Sal

Agua




Elaboración del cocido madrileño andaluz

  1. Lo primero es poner los garbanzos en remojo durante 12 o 24 horas anteriores a la preparación del plato. Yo personalmente los dejo 24 horas, ya que consigo que la cocción se reduzca y el garbanzo queda mantecoso y delicioso. Si usáis garbanzos de bote ya cocidos, los lavaremos bien bajo el grifo del agua y los reservaremos para añadirlos al final.
  2. En una olla grande pondremos todos los ingredientes excepto la morcilla. En el caso de usar garbanzos ya cocidos también se reservarán para el final. Añadiremos agua hasta que cubra bien todos los ingredientes. Se recomienda no añadir sal, ya que los huesos de jamón salarán el plato y corremos el riesgo de dejarlo salado. La sal se puede rectificar al final en el caso de que haya quedado soso.
  3. Ponemos al fuego y cuando comience a hervir dejamos a fuego lento, es muy probable que a lo largo de la cocción de esta receta de cocido madrileño y andaluz, tengamos que añadir agua porque se vaya reduciendo. Es importantísimo añadir el agua siempre muy caliente para evitar que se corte la cocción del cocido.
  4. Tras una hora aproximadamente de cocción y comprobar que tanto los garbanzos como la verdura esté tierna, separamos el caldo para la sopa, para que no quede muy fuerte de sabor. este caldo lo colaremos y lo reservaremos para servirlo como consomé o como sopa con fideos. Podéis consultar la receta de sopa de cocido.
  5. En este momento añadimos la morcilla y los garbanzos en el caso de que éstos sean de bote cocidos. Dejaremos cocer a fuego lento unos 10 minutos para que la morcilla suelte su sabor y los garbanzos se empapen. Cortamos el fuego y dejamos que el calor residual termine nuestra receta de cocido madrileño y andaluz. Ahora es el momento de probarlo para saber si hay que añadir sal o no.
  6. Dejaremos que se enfríe un poco y retiramos el pollo, los huesos, la punta de jamón, el tocino, el puerro, el apio y la cebolla. Podemos colar el caldo para evitar los trozos de hueso o astillas de éstos, que se hayan podido desprender en la cocción.
  7. Para servirlo tenemos varias opciones, por un lado servir el caldo en un tazón y los garbanzos y la verdura junto a la carne en otro plato. Sin embargo yo sirvo un plato único con los garbanzos, parte de caldo, las patatas, las habicholillas y el repollo. La carne la pico y la uso para la sopa de cocido o para hacer croquetas de cocido
    .




Cocido madrileño bajo en calorías

Para reducir las calorías de esta receta de cocido madrileño, debemos retirar de ella los siguientes ingredientes:

  • la morcilla
  • el tocino
  • la piel del pollo

Eliminando la morcilla, el tocino y la piel del pollo, eliminaremos una gran cantidad de grasa sin restarle mucho sabor. Yo personalmente siempre elaboro esta versión de la receta, ya que conserva un sabor muy rico y elimina calorías y grasas innecesarias.